Tuesday, March 18, 2008

NO NOS CONSTA... POR TOLA Y MARUJA

15 de Marzo de 2008

— Oites Tola, disculpá que te despierte, pero es que ya tengo el hombro entumido… Y además me estás babiando.

— Oites Tola, disculpá que te despierte, pero es que ya tengo el hombro entumido… Y además me estás babiando.

— Perdoná querida, es que estoy trasnochada… Anoche dormí muy mal porque tuve una pesadilla la berrionda.

— Ay Tola, no has dejao el maldingo vicio de jartar bandeja paisa por la noche y por eso te dan pesadillas… ¿Qué soñates?

— Dejá la bulla que de sólo acordarme se me paran los pelos… Soñé con la mano de Iván Ríos.

— ¡Uy!, qué susto… Contá.

— Yo resulté quizque montada en un yip con Uribito, el ministro de Agricultura, y que íbamos pa una finca que él me iba a regalar en los Llanos.

— Tan pinchada vos Tola al lado de esa lámina de hombre… Tené secate las babas y seguí.

— Cuando menos pensamos, al pie de la carretera había una mano echando dedo. Y Uribito no le quiso parar porque creyó que era una mano desplazada, pero cuando notó que tenía puesto un reloj Roles, pensó que era una mano ricachona y echó reversa.

— ¿Pero el Roles no lo tenía puesto era Raúl Reyes?

— Vos sabés Maruja que los sueños son una revoltura con más ingredientes que un vómito.

— ¿Y entonces?

— La mano se subió al yip y Uribito la saludó de mano: Mucho gusto, Andrés Felipe, un amigo más… Y la mano contestó: Iván Ríos, un enemigo menos.

— ¿Y qué cara tenía la mano?

— Pálida y con las uñas tan sucias como pa sembrar papas… A leguas se notaba que no conocía el maniquiur.

— ¿Y no le miraste la línea de la vida?

— De pronto nos paró un retén, pero de gente de civil, y se asomaron por la ventanilla y nos pidieron la firma pa la reeleción de Uribe.

— ¿Y la mano firmó?

— No, la mano les hizo pistola… Y no sé de dónde, Maruja bendita, la mano sacó una barbera y se la puso a Uribito en la yogular y le dijo: ¡Siga derecho pa Venezuela!

— ¿Una mano secuestradora?

— Y como vos sabés que los sueños sueños son, yo resulté quizque yo era Fanny Mickey.

— Tan de buenas vos Tola, rejuvenecida y al lado de ese ministro tan bizcocho.

— Entonces yo, hablando como Fanny, le dije a la mano: Oiga mano, deje de ser violenta y vaya mejor a ver tiatro.

— ¿Y qué dijo la mano?

— Contestó: Yo a tiatro tengo que ir emparejada, pa poder aplaudir.

~~~

— Hablando de tiatro, Tola, ¿verdá que en este Festival están presentando una obra de Chespier en que los actores salen todos sin ropa?

— Figurate… Es lo que llaman teatro “minimalista”, o sea que los actores ganan el mínimo.

— Seguime contando el sueño.

— Entonces llegando a Venezuela nos pusieron la mano Osama Bin Laden, Yair Klein, Sadam Huseín y el Chacal… Y más adelante recogimos al gobernador de Nueva York y una amiguita.

— ¿Y en qué terminó esa revoltura de sueño?

— En un descuido de la mano, Uribito se voló y entonces Uribe lo nombró Canciller, quizque porque ya era hora de renovar las anécdotas en ese Despacho.

— Ole Maruja, ¿vos estás de acuerdo con que le den la recompensa al tipo que entregó a Iván Ríos?

— Sí, pero que le entreguen la plata de la misma forma: por partes.




Fuente: www.elspectador.com ©

1 comment:

el anarquista said...

jaja, estas Tola y Maruja, ya nos hacían bastante falta. Me enteré que están escribiendo en el Espectador. Ojalá no les vayan a hacer nada por hacer humor político.